Sergi Gómez se marcha traspasado al Espanyol. El rumor de la última semana promovido por Fabrizio Romano en sus redes sociales ya ha sido confirmado por el Sevilla FC y de esta manera el futbolista catalán se desvincula del club hispalense tres años después de su llegada procedente del Celta de Vigo. La cifra del fichaje se desconoce.

En su periplo por el club nervionense ha participado en 85 encuentros, con un protagonismo caído a menos con el paso de las temporadas. En los 6.855 minutos disputados por el zaguero no consiguió celebrar ni un solo gol, pero sí regaló una asistencia. Aun así, su actitud fuera del terreno de juego es irreprochable y el Sevilla pierde con él un líder y un capitán que sufría desde el banquillo como un aficionado más. Además, se lleva consigo la medalla de campeón de la Europa League en la temporada 19/20.

Este movimiento obliga a Monchi a acudir al mercado en busca de reemplazo, ya que Sergi Gómez era el tercer central —sin contar a Fernando— en lista de prioridades de Lopetegui. Koundé, Diego Carlos, Rekik y Ggagnon son por hoy los únicos defensas de los que dispone el técnico vasco, y el último mencionado tan solo disputó 45 minutos en Copa del Rey la pasada temporada.

Jérôme Boateng es un nombre que ha sonado como posible refuerzo en la zona defensiva. El central alemán es agente libre y el fichaje únicamente supondría un coste salarial. Pese a ello, tan solo es un rumor y este tipo de noticias hay que cogerlas con pinzas, ya que es extraño que un futbolista con una carrera tan exitosa quiera firmar por un club en una liga donde nunca ha jugado para ser, a priori, suplente.