Además del Koundé frente a Haaland, el Sevilla FC – Borussia Dortmund también nos dejará un duelo interesante en el área contrario: En Nesyri contra Mats Hummels. El marroquí, que en el último año ha logrado darle la vuelta a su situación en la plantilla con un rendimiento espectacular en la 20/21, se las verá ante un central que jamás ha rendido al nivel que muchos le achacan.

‘El Dromedario’, una de las revelaciones de Europa

En un fútbol donde a los delanteros cada vez se les pide más cosas que anotar, En Nesyri está demostrando ser un halo de esperanza para los más antiguos. La zancada, el esfuerzo y la agresividad que tiene en sus movimientos y remates están tapando su defectos técnicos en una temporada que no se le olvidará al bueno de Youssef.

33 encuentros en los que ha anotado 17 goles, a En Nesyri este año le está haciendo justicia el fútbol. Tras pasar sus primeros años en el fútbol español en la cantera del Málaga para dar el salto al Leganés, el marroquí llegó a Nervión con la etiqueta de llegar de un equipo menor. El salto era gigantesco, es cierto, y tenía que adaptarse a un club con una filosofía y a unos objetivos totalmente distintos a los que había vivido en toda su carrera deportiva.

En Nesyri
Foto: Getty.

No fueron fáciles sus primeros meses. Mucho menos después de aquella final de la Supercopa de Europa en la que a los nervionenses se les escapa el título por un error suyo en un mano a mano ante Neuer en los últimos instantes del encuentro. Ese día fue el comienzo del En Nesyri que estamos viendo en estos últimos meses: un futbolista que tapa sus carencias con balón gracias a un físico privilegiado.

La mejora del marroquí llega precisamente por una confianza exacerbada de Lopetegui en el futbolista. Partidos como el día del UD Levante, cuando entra desde el banquillo y anota el gol, son los que han hecho creerse al futbolista lo que es realmente. Con una capacidad física fuera de toda duda en la que logra imponerse por arriba y en velocidad a sus rivales, si mejora su manejo de balón y aspectos relacionados con la técnica podemos estar ante un delantero que deje huella en Nervión. Le falta un gran noche europea y esa puede ser la de este miércoles en el Sevilla FC – Borussia. Desde la Premier, sin ir más lejos, ya han ofertado 35 millones de euros por él.

Hummels y como un central con buen trato de balón es capaz de tapar tantas carencias

Tras formar parte de aquel Borussia de Klopp que llegó a la final de la Champions en 2013, la carrera de Hummels ha sido un ‘quiero y no puedo’. Aquella reputación que ganó en Dortmund formando pareja con Subotic le ha servido para dar el salto a un Bayern de Múnich en el que no logró encajar en ninguna de las tres temporadas que estuvo en el club de muniqués.

Formada en las categorías inferiores del club bávaro, por su estatura y su corpulencia llamaba la atención. Además, con un gran trato de balón que hoy día en una de las principales fuentes de peligro de este Borussia Dortmund, le hacían un central con proyección cuando llegó al club amarillo en la 07/08 en calidad de cedido para luego ser fichado en la 09/10.

Hummels
Hummels durante el encuentro ante el Hoffenheim (2-2). Foto: Getty.

Al margen del rendimiento del central alemán en su primera etapa en Dortmund, poco hay que destacar del bueno de Mats Hummels. Su paso por el primer equipo del Bayern, donde ha disputado 118 encuentros, dejó mucho que desear y el Borussia logró retornarlo por 30.5 millones de euros la pasada temporada. Una cantidad abismal para el rendimiento que ofrece el alemán.

Por las necesidades del Dortmund y por el escaso rendimiento de jóvenes como Zagadou o Akanji, Hummels está siendo imprescindible tanto para Terzic en esta etapa como para Favre el último año. Lento a campo abierto y con alguna que otra carencia en la anticipación cuando tiene el rival encima, se prevé que Lopetegui planteé un Sevilla FC – Borussia con bastante verticalidad y muchos movimientos de En Nesyri para aprovecharse de sus carencias con espacios de por medio.