Menos mal. Menos mal que aún nos quedan los derbis para mantener -aunque sea una mínima parte- la esencia de un fútbol cada vez más desprovisto de su naturaleza, que mira más por los espectadores afincados en el otro extremo del globo que por los de la misma ciudad. Menos mal que cuando Sevilla Atlético y Betis Deportivo se encuentran en el rectángulo de juego el fútbol sigue siendo fútbol. Y, sobre todo, menos mal que está Carlos Álvarez, pues de no ser así este filial sería inexistente.

Tras el descenso de categoría, se reencontraban en la ciudad deportiva Luis del Sol los filiales en la jornada 4 de esta remozada Segunda Federación. El Sevilla Atlético, mayoritariamente con el bloque del curso pasado más allá de las subidas desde los escalafones inferiores de jugadores como Talaverón o Ismael Salguero. El Betis, con una reestructuración prácticamente íntegra de la plantilla.

Con este contexto dio comienzo el partido en la ciudad deportiva Luis del Sol, que registró una gran entrada de público en las gradas de su campo principal. Si bien el combinado de Acejo insistió en una alta presión, fueron los verdiblancos los que, en líneas generales, dominaron el primer acto. Especialmente por el costado izquierdo sevillista, desde donde partió Pablo Pérez para tratar de frenar a un Juan Cruz que fue un verdadero de dolor de cabeza.

Pese al talento y a la gallardía de Carlos Álvarez, lo único salvable en el Sevilla Atlético por su capacidad de proponer en ataque, las ocasiones cayeron en el lado verdiblanco. En el minuto 25 Juanjo dio el primer aviso con un mano a mano que rozó el palo izquierdo, pero no fue hasta la recta final del primer acto cuando se multiplicaron los acercamientos heliopolitanos. En el 39, Pleguezuelo volvió a comprar lotería con un tiro raso al palo largo de Alberto Flores que se perdió poco. No obstante, fue en el minuto 44 cuando Juan Cruz, de falta directa, encontró el premio del gol. Alberto Flores no pudo hacer nada ante tan magna ejecución, pero sí detuvo un minuto después el que pudo ser el segundo de Marcos Fernández. Así las cosas, los equipos enfilaron el túnel de vestuarios.

El segundo acto fue una reedición del primero: un nuevo monólogo del Betis Deportivo. Los de Aitor Martínez pudieron ver aumentada su renta, pero emergió la figura de Alberto Flores por enésima vez ante las intentonas de Marcos Juan Cruz o Cantarero. La apuesta del filial nervionense en ataque apenas sí varió y siguió encomendándose a lo que Carlos Álvarez pudiera hacer frente a un conjunto verdiblanco muy ordenado atrás. Pero eso no sería todo lo malo que le podía pasar al equipo de la franja, pues en el encuentro se puso más cuesta arriba con la expulsión por doble amarilla de Nacho Quintana. Así, sin un giro inesperado de guion, consumó el Sevilla Atlético su tercera derrota consecutiva.

La autocrítica se antoja decisiva. Y no solo por la derrota, sino por la superioridad manifiesta del Betis Deportivo, aunque sin perder de vista lo que está por venir. En este caso, todo un Atlético Sanluqueño en el Jesús Navas el próximo domingo a las 12:00 h.

FICHA TÉCNICA

Betis Deportivo: Fran Veities, Vázquez, Visus, Félix, Pleguezuelo, Enrique, Marchena, Juanjo, Juan Cruz, Lara y Marcos Fernández.

Sevilla Atlético: Alberto F., Valentino, Ramón, Juanmi, Pablo Pérez (Johansson, minuto 90), Capi (Juancho, minuto 78), Lulo (Xavi Sintes, minuto 90), Arcos (Musa, minuto 78), Carlos Á., N. Quintana, Talaverón (Ismael, minuto 64).

Goles: 1-0 (Juan Cruz, min. 44).

Árbitro: Roberto Carralero Calvo, del colegio madrileño, amonestó a Carlos Álvarez, Pablo Pérez y expulsó por doble amarilla a Nacho Quintana. En el Betis vio la tarjeta amarilla Juan Cruz. 

Observaciones: Partido correspondiente la jornada 4 de la Segunda Federación, disputado en el campo principal de la ciudad deportiva Luis del Sol.