No es el mejor lugar para iniciar una liga, pero es el que ha tocado. El Sevilla FC dará el pistoletazo de salida a LaLiga 22/23 este viernes 12 de agosto a las 21:00 horas en El Sadar ante Osasuna. Tras una pretemporada de la que se han podido extraer aspectos positivos y viejos vicios del pasado, Lopetegui debe fomentar ciertas sinergias para un año atípico, con un parón en noviembre por el Mundial de Qatar.

PUBLICIDAD

Las sinergias, según la RAE, son acciones de dos o más causas cuyo efecto es superior a la suma de los efectos individuales. Podríamos hablar de la sinergia equipo-afición, base de todos los éxitos nervionenses en el siglo XXI, pero Lopetegui tiene que tener claro cómo llegan a esta temporada y cómo afrontarla. El contexto y la situación de ciertos futbolistas no es la ideal. Esta pretemporada ha servido para confirmar que hay canteranos llamando a la puerta, que hay futbolistas que no están al nivel de hace tres temporadas y que los éxitos del Sevilla pasaran, mientras no lleguen nuevas caras, por fomentar esas sinergias entre futbolistas recuperables, desaparecidos por lesiones la pasada campaña y las nuevas incorporaciones que se han producido. Los Lamela, Suso, Isco o Papu Gómez son los que, de alguna manera, tienen que ser potenciados por Lopetegui.

NoticiasRelacionadas

Las debilidades que tiene a día de hoy el Sevilla FC son conocidas por todos los que lo han podido ver durante la pretemporada. Era el año de la revolución, de finalizar proyectos y de reabrir otro nuevo. Con o sin Lopetegui, pero en Nervión era tiempo de huracanes. Las maltrechas cuentas no lo han permitido, el mercado actual no da tampoco mucho juego a la hora de aligerar la plantilla y no se preveían muchos más movimientos que los sustitutos de Diego Carlos y Koundé y ciertos retoques más hasta que llegó el fin de semana en Inglaterra y las derrotas ante Arsenal (6-0) y Leicester (1-0). El punto de inflexión era evidente.

PUBLICIDAD

A los problemas hay que darles soluciones. Si no puedes competir a través de la capacidad física de tus futbolistas, al menos crea sinergias entre tus mejores futbolistas, poténcialos y dales un contexto favorable para su fútbol. Tras perder a tus dos futbolistas más valiosos y que te hacían correr más riesgos de lo normal, los cambios deben ser inevitables. Encontrar sus fortalezas en otras áreas debe ser la primera premisa de la cuarta temporada en el Sevilla de Julen Lopetegui. La segunda, sin ningún tipo de duda, ser regular en su fútbol y recuperar esa presión incansable de los primeros encuentros.

Mientras Monchi sigue tratando de reforzar la plantilla antes del 1 de septiembre, el mensaje a Munir en el primer partido de la temporada ha sido claro. El hispano-marroquí se ha quedado fuera de la convocatoria y llegan cantos de sirena de Turquía. El técnico no cuenta con él y parece que esta temporada no formará parte de la plantilla sevillista, así tampoco Alfonso Pastor que tiene una importante oferta del Castellón y que también se ha quedado fuera. Bono, Dmitrovic, Jesús Navas, Montiel, Rekik, Acuña, Alex Telles, Fernando, Gudelj, Delaney, Jordán, Rakitic, Óliver Torres, Papu Gómez, Tecatito, Lamela, Ocampos, Rafa Mir, En-Nesyri, José Ángel, Kike Salas, Alberto Flores e Iván Romero. 

«O hacemos un buen partido o no vamos a tener opciones»

El Osasuna no llega en su plenitud para recibir al Sevilla. Todos los equipos no están al cien por cien en los primeros encuentros ligueros y Arrasate así lo admitió en la rueda de prensa previa. «El primer día no estás del todo bien. Va a hacer mucho calor y creo que con los cinco cambios varía un poco lo que es el guion del partido y tenemos que intentar mantener un ritmo alto para sujetar a un rival que es de los más poderosos de la Liga. El rival nos va a exigir y llevar al límite. O hacemos un buen partido o no vamos a tener opciones».

Pese a los movimientos que ha realizado el cuadro pamplonica en el mercado de fichajes, no se esperan grandes cambios en el once para el debut liguero en El Sadar salvo la presencia de Moi Gómez, procedente del Villarreal, y la de Manu Sánchez, que sigue una temporada más ocupando el lateral diestro tras ser cedido de nuevo por el Atlético de Madrid.