Cuando peor estaban las cosas en la entidad de nervión, tanto a nivel directivo como deportivo, llega la primera victoria de la temporada. El Sevilla coge aire fresco a dos partidos antes del parón que van a ser vitales para seguir con dinámica de victorias y llegar al parón con buenas sensaciones y sobretodo, la moral subida, un factor importantísimo que, como vimos en la segunda parte ante el Almería y City, es un condicionante más que está afectando a la plantilla sevillista.

PUBLICIDAD

Nacho Osuna, psicólogo sanitario y deportivo del Córdoba Patrimonio, actualmente en la 1º liga nacional del fútbol sala me cuenta lo siguiente acerca del factor psicológico en el deporte de élite:

NoticiasRelacionadas

«La clave es no centrarse únicamente en el resultado sino en el proceso .Hay que valorar en dónde está el margen de mejora para poder optimizar el rendimiento que te acerque a los resultados esperados. Precisamente, en momentos como este el staff técnico debe trabajar para mostrar su confianza en el equipo y centrarse en que en el entrenamiento diario cada jugador tenga microobjetivos que le permitan potenciar su rendimiento y aumentar las buenas sensaciones de cara al partido».

PUBLICIDAD

«Igualmente es un momento para trabajar de forma disciplinada y al mismo tiempo desde la serenidad y la alegría, algo que, independientemente de que la exigencia de una primera división sea muy elevada, siempre va a favorecer el clima del vestuario«

Mientras la pelota entre, el terreno estará allanado para un Lopetegui que ha salvado su match Ball y que si se atiende a resultados positivos en los próximos 2 partidos, su continuidad puede estar asegurada. Y es así, este equipo, lo quieras o no, tiene margen de mejora con respecto a los primeros partidos de la temporada. Salvo que haya un descalabro total y el equipo no consiga mantener una buena dinámica, el técnico vasco podrá continuar en el vestuario hispalense.

Los problemas y brotes verdes actuales

En cuanto a los problemas se refiere, la cosa es muy simple. El principal objetivo del Sevilla FC actualmente es buscar una pareja de centrales idónea para establecer ese sistema defensivo tan correoso que tenía la pasada temporada. Actualmente, Marcão no se encuentra disponible y eso es un hándicap más sumado. No obstante, un brote verde es la aparición de Jose Ángel Carmona y su rendimiento inmediato en el equipo. Ha eclosionado muy rápido y eso pasar por una continuidad tanto de central como de lateral derecho, donde se desenvuelve muy bien-el partido ante el Espanyol donde estuvo excelso-.

Otro de los principales lunares del equipo, y que ya venimos contando desde hace tiempo, es el nivel físico de sus jugadores y hay que poner especial atención en Fernando. El brasileño, acabó fundido ante el Espanyol y no tiene un recambios de garantías que le permita gestionar minutos para rendir mejor. En ese aspecto el equipo va a sufrir mucho y ya no es solo en Fernando sino que también se extiende a varios jugadores. La dirección deportiva tiene que trabajar principalmente este factor en el mercado de invierno.

La otra cara de la moneda es a la hora de hablar de la fase ofensiva del Sevilla. La instalación en campo rival del Sevilla es muy buena y se está viendo como se va mejorando en eso. Ante el Espanyol vimos constantes desmarques de ruptura, laterales llegando a línea de fondo y en posicionales/alturas altas en el verde, se atacó espacios con suma eficacia y se generó peligro que se tradujo en 3 goles, eficacia a la que no está acostumbrada el Sevilla FC que antes del Espanyol venía a ser el equipo con peor eficacia de España y el octavo de las 5 grandes ligas.

Si el Sevilla se mueve con esa soltura en ataque y transiciona tan rápido se debe a dos figuras que están siendo fundamental y que, a día de hoy, son titulares indiscutibles en el once tipo del técnico vasco. Esos dos son claramente Isco Alarcón y Óliver Torres. Un tándem que está consiguiendo mover y ser el péndulo del Sevilla tanto en ataque como en las transiciones defensa-ataque, es decir, llevar el balón de esas zonas de iniciación hasta 3/4 de campo. Todo pasa por su botas y en su mayoría verticalizan el juego a través de pases progresivos, conducciones, controles de orientación, recibos entre líneas etc….

Lo más importantes del todo

Del partido contra el Espanyol se pueden sacar muchas conclusiones deportiva y extra deportivas. Para mí, la más importantes es que la plantilla del Sevilla confía y va a muerte con el entrenador, no como otros muchos que decían lo contrario. La victoria del sábado supuso un alivio muy grande, una descarga de mala vibras y de impotencia, para un plantel que empieza a ver la luz al final del túnel y que sabe que por ese camino las cosas van a mejorar.

Lo dicho. El fútbol va de dinámicas y el Sevilla, pese a arrastrar problemas en defensa y en físico y mejoría en aspectos ofensivos ya mencionados, sabe que este es el camino idóneo que hay que construir para revertir este mal comienzo.