Jesús Navas no estará a disposición de Lopetegui para el duelo ante el Krasnodar. El palaciego, que vio la tarjeta roja en el último duelo de Liga de Campeones ante el Krasnodar (3-2), es fundamental en el esquema sevillista al no tener un sustituto de garantías en el equipo. Aleix Vidal, que sería el recambio natural del capitán nervionense, no está inscrito en el campeonato europeo, por lo que el técnico sevillista deberá de decidir qué futbolista ocupará el lateral diestro en el segundo duelo ante los rusos.

PUBLICIDAD

No tiene muchas alternativas Lopetegui para cubrir ese puesto. Solo Koundé y Ocampos podrían ocupar la ausencia de Navas, pero eso implicaría alterar el juego de los sevillistas, basado en continuas llegadas desde el carril diestro. En el caso de que fuera el futbolista francés el elegido por el vasco, el dibujo no se vería alterado. El 4-3-3 clásico seguiría siendo el esquema utilizado, aunque la forma de atacar, por las prestaciones de ex del Bourdeux, variaría indirectamente. Además, con Escudero por el otro costado y sus problemas en el ida y vuelta, obligarían a Lopetegui a buscar más juego interior por la escasa profundidad de sus laterales.

NoticiasRelacionadas

Otra opción que se baraja es la de Ocampos como carrilero diestro. Ya en pretemporada, el Sevilla dispuso en varias fases de sus encuentros de preparación un sistema de tres centrales con dos carrileros, concretamente un 3-5-2. El argentino, tras la expulsión de Navas frente al Krasnodar, tuvo que actuar como carrilero diestro y lo hizo a buen nivel, pero con el peligro en las transiciones defensa-ataque de los rusos quizá es demasiado arriesgado apostar por un futbolista de tan marcado carácter ofensivo. Es cierto que es un trabajador nato, pero la falta de conceptos defensivos puede lastrar a un Sevilla que no se puede permitir el lujo de no vencer al Krasnodar, que significaría jugarse la clasificación -de forma matemática- ante Chelsea y Rennes.

PUBLICIDAD

Son las dos alternativas de las que dispone Lopetegui para sustituir al insustituible Navas, al que también le va a venir bien no disputar este partido ante la carga de minutos que acumulan sus piernas. Una implicaría variar la forma de atacar y otra el riesgo ofensivo. Veremos que es lo que decide el técnico sevillista cuando falte una hora para que el balón eche a rodar en el Krasnodar Stadium.